NEKTIU

Las alarmas: la puerta de las telecos hacia el hogar digital



Según estimaciones de la Asociación Española de Empresas de Seguridad (AES), el mercado de alarmas registra crecimientos anuales superiores al 10% – MOVISTAR

 

Las principales operadoras de telecomunicaciones en España aceleran la competición por hacerse con una parte sustancial del mercado de alarmas para el hogar, que según estimaciones de la Asociación Española de Empresas de Seguridad (AES), registra crecimientos anuales superiores al 10%. En los últimos días, a Movistar Prosegur Alarmas -que comenzó a funcionar en marzo de este año- le han surgido dos competidores: Vodafone – Securitas Direct y MásMóvil – SICOR (El Corte Inglés). Mientras, fuentes de Orange– que entró en este negocio en 2017 – apuntan a ABC que «están analizando opciones para replantear el servicio».

Las propuestas de Vodafone y MásMóvil vienen a sumarse a la «joint venture» de Telefónica y Prosegur, que tras un inicio complejo marcado por el primer confinamiento, entre junio y septiembre acumuló 34.000 altas de instalaciones. Tres veces más que en el mismo periodo de 2019 y cuya oferta aportó novedades respecto a «modus operandi» más tradicionales en esta actividad: no hay cuota de entrada ni exigencia de permanencia. Todo ello, potenciado por las más de 1.000 tiendas físicas de Movistar.

Por su parte, Vodafone anunciaba un «acuerdo comercial de colaboración» con Securitas Direct el pasado 12 de noviembre por el que la operadora británica pone a disposición de sus clientes – tanto en sus establecimientos físicos como en su tienda online- los productos de este gigante de la seguridad, especialmente las alarmas. Al respecto, Securitas -con 1,3 millones de clientes en España- asume el resto de la operativa: el estudio de seguridad, la instalación, el mantenimiento y la atención 24/7.

En paralelo, hace apenas unos días, MásMóvil – ahora controlada por los fondos de inversión KKR, Cinven y Providence- decidía lanzarse al ruedo en alianza con SICOR, la nueva división de servicios integrales del Grupo El Corte Inglés (ECI) nacida tras la compra en julio de la empresa de seguridad Mega2. 

La compañía hacía labores de seguridad en los centros de ECI. En concreto, MásMóvil y SICOR prevén sacar próximamente un servicio de alarma para el hogar «conectada con la policía y gestionada en remoto, a través de una aplicación en el móvil sencilla e intuitiva», apuntaba el comunicado.

Todo ello, en un mercado jugoso, en el que según el representante de AES y director general de Tecnología de Prosegur Seguridad Manuel Rodríguez Reguero, «España cuenta con una penetración relativamente baja» de alarmas para hogar o pequeños negocios, lejos de más del 20% de Estados Unidos que casi duplica la tasa española.

Para Visiotech, líder mayorista del sector en España y Europa, la entrada de las telecos en este mercado era «algo esperado desde hace años» ante la mayor demanda de alarmas para pisos y las novedades tecnológicas. Al respecto, desde esta compañía española, apuntan que este año se registró un pico importante de demanda antes del verano, tras finalizar el confinamiento. Lo que atribuyen «a la sensación creciente de inseguridad». En la actualidad, añaden «lo más demandado, son las alarmas y las cámaras de vigilancia». 

Domótica y fidelización del cliente

Los movimientos de Telefónica, Vodafone, MásMóvil y, quizás, Orange miran a más largo plazo: las alarmas pueden convertirse en la llave hacia el denominado «hogar digital». Es decir, hacia el internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) que impulsa el despliegue del 5G y permitirá gestionar la climatización de nuestra vivienda, por ejemplo. Una apuesta de futuro que, en palabras del profesor de Esade, Xavier Busquets, forma parte de la «estrategia clásica» de las telecos «de incorporar más servicios a la misma infraestructura». Para este experto, es «el primer paso hacia el hogar conectado», apunta. En una línea similar habla Alberto de Torres, profesor en ESIC y CEO de Nektiu: «La idea es entrar en verticales donde el producto más importante es el IoT como la telemedicina».

En su opinión, queda todo por hacer en domótica a la espera de la eclosión del 5G: «El porcentaje de casas que tienen alarma es muy superior al de las casas domotizadas», apunta este experto quien añade que estamos ante una forma de fidelización. «Cuando tengas domótica habrá más elementos o servicios y cambiar de operador va a costar más», concluye De Torres.

Sin embargo, a decir de expertos como Busquets, este negocio se enfrenta a limitaciones como el coste de los sensores y los modelos de negocio y cooperativos que deberán ponerse en marcha. «Las empresas deberán hacer un análisis detallado del coste – beneficio de la tecnología y su aportación de valor», apunta el profesor de Esade.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp